Original i copia

Atención, pregunta: “¿En qué programa electoral dijo Zapatero que iba a incrementar a la fuerza la edad de jubilación?”. Se lo cuestiona Ana Mato, vicesecretaria del PP, y tiene razón. Es cierto que el PSOE no llevaba en su programa elevar la edad de jubilación hasta los 67 años. La idea no era suya, sino del PP, que sí la incluyó en sus últimos programas electorales (los de las generales de 2008 y las europeas de 2009), donde abogaba por elevar la edad efectiva de jubilación y también por retrasar la edad de jubilación de forma voluntaria. Su principal reproche, ese “a la fuerza” que Mato subraya, es una discusión sobre las diferencias entre el azul y el turquesa, una cuestión de matices. Tras la reforma que nos aplicará el Gobierno, trabajar hasta los 67 también será voluntario: nos podremos jubilar antes, aunque cobrando menos pensión. En la práctica, lo mismo sucedería con otros mecanismos para retrasar la edad efectiva de jubilación, como pedía el PP.

La discusión acaba siendo una perfecta metáfora del momento que vivimos peligrosamente: el PP critica al PSOE que le haya copiado el programa electoral. Por supuesto, el original Mariano Rajoy y sus chicos se oponen a las que son sus propias ideas, a esas reformas que tanto han defendido. Lo hacen por dos motivos. El primero es obvio: por populismo, porque es más cómodo oponerse a estos recortes impopulares y que sea Zapatero quien se trague ese sapo. El segundo: porque les parece poco. Lo volvió a dejar claro Mariano Rajoy este sábado al asegurar que, cuando él sea presidente –ese hecho que cada día parece más inexorable–, aplicará un plan económico que “a lo mejor no le gusta a algunos, o no le gusta a mucha gente o no le gusta a nadie”. En ese nadie y hacia esa nada estamos todos invitados.

Font: I. Escolar

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *